Revista especializada en la industria del autotransporte en México

Presentan modelo de medición de combustible para vehículos pesados

Compartir

El pasado 12 de febrero, se llevó a cabo la presentación del avance de los trabajos que investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Azcapotzalco, han logrado en un modelo para medición del consumo de combustible por distancia recorrida de vehículos pesados de carga.

Actualmente, la forma de conocer los rendimientos de los vehículos ligeros se basa en pruebas de laboratorio, que consisten en colocar la unidad en un rodillo de prueba, realizar un ciclo de manejo, es decir, simular una conducción basada en cierto protocolo (variando velocidades, aceleraciones, frenados, etc.) y, con ello, obtener un valor de las emisiones arrojadas por el escape y capturadas en bolsas especiales.

El rendimiento del combustible, o sea, los kilómetros recorridos por cada litro de combustible consumido, se obtienen con base en el balance de carbón que se presenta en las emisiones totales (recordemos que la gasolina es un hidrocarburo, siendo uno de sus componentes principales el carbón).

Este procedimiento se dificulta en el caso de los vehículos pesados por varias razones, pero la más importante es que las configuraciones de los trenes motrices pueden ser de muy variado número en un mismo modelo, lo cual resulta complejo si se requiere hacer pruebas a cada una de las configuraciones; además, los rodillos o bancos de prueba son costosos.

Para resolver esta problemática, en algunos países se lleva a cabo una simulación por medio de computadora, reduciendo las dificultades para lograr un valor de rendimiento de combustible de cada configuración y modelo.

De esta forma, el gobierno de Estados Unidos cuenta con un modelo denominado de Emisiones de Gas de Efecto Invernadero (GEM, por sus siglas en inglés, Greenhouse Gas Emission Model), que permite estimar la eficiencia de combustible en aspectos específicos de los vehículos pesados, en vinculación con el cumplimiento de la norma vigente en ese país sobre los mismos temas.

Dicho modelo está especificado para las características del parque vehicular de EE.UU. y si se quisiera utilizar en México, se tendrían que modificar varias de las propiedades del mismo. Lo anterior es precisamente lo que los investigadores de la UAM de Azcapotzalco han venido realizado con gran éxito, y que fue el motivo de la reunión llevada a cabo en las instalaciones de la Conuee, junto con directivos de las empresas fabricantes de vehículos pesados, incluyendo la propia Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) y funcionarios de las Secretarías de Comunicaciones y Transportes (SCT), Economía (SE), y Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), así como de los Institutos Mexicano del Transporte (IMT) y Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), entre otros.

La aplicación del Modelo tiene varias vertientes y podrá ser utilizado, cuando esté concluido, para evaluar, por ejemplo, los rendimientos de combustible de flotas de empresas o como apoyo a la toma de decisión en la renovación de vehículos pesados.

En la reunión se mencionó que el trabajo encabezado por el Dr. Nicolás Domínguez, con el apoyo invaluable del Dr. Carlos Rivera, es inédito y enorgullece la labor de la Universidad Pública en apoyo a la sociedad.

 

medidior

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Subir