Revista especializada en la industria del autotransporte en México

Medición y corrección de la densidad del anticongelante

Compartir

El sistema de enfriamiento en los vehículos industriales se encarga de mantener a una temperatura estable y segura los componentes del motor, además de evitar la degradación del aceite por altas temperaturas, y disminuye a su vez el desgaste prematuro o daños que afecten el rendimiento de la unidad.

Ante sus características, el agua es un fluido básico de enfriamiento, es abundante, barato y circula con facilidad. Sin embargo, debido a sus puntos de fusión y ebullición, no cumple con los requerimientos de protección necesarios para los motores de los vehículos industriales.

Frente a ello, el sistema de enfriamiento requiere de un anticongelante, que en conjunto con el agua forman una mezcla para proteger al motor de las altas y bajas temperaturas, así como de la corrosión.

Los anticongelantes son fluidos mezclados con agua que, con base a su composición química, son capaces de mantener la temperatura estable de un motor de combustión interna.

Por esta razón, se debe verificar la correcta mezcla de estos dos elementos (agua y anticongelante), por lo que se recomienda seguir los siguientes puntos para una correcta medición de la densidad:

1. Desenroscar el tapón del radiador: Antes de retirar el tapón del radiador, es importante verificar que el sistema de enfriamiento se encuentre a una temperatura por debajo de 50ºC y que no exista presión excesiva dentro del mismo; de no hacerlo así, puede causar daño personal por el rocío o vapor del refrigerante que pudiera emerger caliente. Teniendo como precaución el quitar lentamente el tapón de llenado para liberar la presión residual del sistema de enfriamiento.

2. Muestra de anticongelante: Se toma una muestra del líquido refrigerante, desenroscando el tornillo de purga del sistema de enfriamiento, situado en la manguera inferior del radiador, sólo la necesaria para el densímetro.

3. Inspección visual de la muestra: Una vez drenado el fluido refrigerante, se realiza una inspección visual del mismo, verificando color, olor y sedimentos.

4 . Proceso de medición de la densidad: Se coloca parte del fluido en un vaso, y con la ayuda del densímetro, se toma la muestra sumergiendo la manguera en el líquido refrigerante, se oprime la válvula superior para succionar el fluido y llenar la cámara de medición hasta el límite indicado.

5. Verificación de la densidad: Una vez llena la cámara de medición, comprobamos de manera visual la posición de la aguja flotante y con respecto a las escalas de temperatura que se encuentran en las dos caras del densímetro, se decide cuál de los dos elementos agregar.

6. Corrección de la densidad: Agregue agua o anticongelante, según sea el caso, hasta que se tenga la protección deseada o recomendada. No mezcle las diferente marcas de anticongelante, ya que algunos no son compatibles con aleaciones de aluminio y pueden causar daños graves al motor.

Comments are closed.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Subir