Revista especializada en la industria del autotransporte en México

México, “país de alto riesgo” en el robo de carga y de camiones: BM

Compartir

México está considerado por el Banco Mundial como “un país de alto riesgo” en materia de robos de carga y de camiones. Mientras, de acuerdo a información oficial, el transporte de materiales y residuos peligrosos es una actividad productiva que involucra una amplia gama de productos y de vehículos para su traslado.

Esta función se realiza por cualquiera de los modos de transporte, tales como el marítimo, el ferroviario, aéreo y el carretero. “Sin embargo, el modo más utilizado en el país es el carretero, a través del autotransporte federal, donde las unidades para el transporte de materiales peligrosos representan el 11.1 por ciento del total de unidades registradas para el año 2010”.

Una investigación realizada en la Coordinación de Infraestructura del Instituto Mexicano del Transporte, por Juan Fernando Mendoza Sánchez y Luis Felipe Romero González investigadores del Grupo de Impacto Ambiental, de dicha Coordinación y Ana Cecilia Cuevas Colunga de la Coordinación de Seguridad y Operación del Transporte, así lo señala.

Ellos exponen, respecto del transporte de materiales y residuos peligrosos, que incluye: explosivos, gases comprimidos, refrigerados, licuados o disueltos a presión, líquidos inflamables, sólidos inflamables, oxidantes y peróxidos orgánicos, tóxicos agudos (venenos) y agentes infecciosos, radiactivos, corrosivos y otros. Resaltan sobre la demanda y uso de sustancias peligrosas: “se ha generalizado y está en constante crecimiento, no sólo en la industria, sino también en otros sectores, lo cual representa un gran número de riesgos sanitarios y ambientales importantes”.

Precisamente por ello, “el tránsito en las carreteras con vehículos que transportan materiales y residuos peligrosos se ha incrementando de manera importante, demandando rutas para su operación, un mayor número de unidades e incremento de sus capacidades para el traslado.

Esto significa que diariamente están circulando unidades que representan un riesgo mayor durante su operación y pudieran tener repercusiones que vulneran la infraestructura del transporte, el medio ambiente y a la población que reside en zonas aledañas a la vías de comunicación terrestre”.

En relación con el robo a transporte de carga, apenas en octubre pasado, durante el Tercer Foro del Consejo Mexicano del Transporte (CMET), el vicepresidente del mismo, y presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Roberto Díaz Ruiz, en su participación en el panel “Seguridad y Transporte”, manifestó en cuanto al rob o de transportes, la falta de vigilancia en carreteras como una causa importante del delito y mencionó la inexistencia de un órgano del Estado que dé seguimiento a este tipo de situaciones, así como tampoco existe la coordinación entre las autoridades de los tres órdenes de gobierno para el intercambio de información sobre los actos ilícitos.

Para este empresario, las zonas de más alto riesgo en el robo al autotransporte en el país se ubican en Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Tlaxcala, Morelos, Puebla y Distrito Federal.

Aclaró el trabajo de dicha Cámara para conformar una agenda de seguridad pública en la que se establezca un sistema que integre toda la información relativa a este ilícito como: puntos críticos, modus operandi, mercancías robadas, horarios, vehículos robados y recuperados a efecto de establecer protocolos de seguridad. Otra consideración realizada por el dirigente, fue la necesidad de reestablecer el Programa Nacional de Seguridad para el Autotransporte, con la consecuente creación del Consejo Nacional y sus correspondientes Comité Estatales. Sin embargo, resaltó la disminución del delito de robo al transporte de carga en 16 por ciento durante el periodo de enero a agosto de este año de 2013, respecto al mismo periodo de 2012, es decir, que había hasta agosto 470 atracos en los ocho meses.

También expuso la insistencia de los transportistas para que el Congreso de la Unión legisle con la finalidad de que el robo al autotransporte de carga se tipifique como delito federal y se pronunció por la creación de un cuerpo especializado dentro de la Policía Federal.

* Elevadas tasas de riesgo Hay otras apreciaciones ilustrativas sobre el problema de robo de transportes. De acuerdo con el documento “Transporte Seguro de Mercancías para Prevenir Pérdidas México- USA”, auspiciado por la Cámara Americana de Comercio, AIMU Correspondent, Lloyds Agency, Certificación Profesional Internacional capítulo México y Risk Solutions. Un primer planteamiento es: “La seguridad de la cadena logística es el conjunto de acciones que se realizan para velar por el correcto y oportuno funcionamiento de las cadenas de suministro”, dice que “el Banco Mundial en su documento Supply Chain Security Guide identifica y ‘categoriza’ los problemas de seguridad logística en dos tipos: Actos terroristas y Actos criminales”.

“Dentro de la primera categoría, añade, se agrupan todas aquellas acciones terroristas que consideran el uso de medios de transporte (incluyendo el contenedor) como arma o dispositivo de contención de elementos explosivos, radioactivos o contaminantes.

“En la segunda categoría, se agrupan los actos delictivos como el tráfico ilegal de bienes o personas, así como el robo de la carga o del vehículo”. Tras recalcar que las cadenas de exportación son las más vulnerables al riesgo, debido a la multiplicidad de actores públicos y privados que intervienen en los procesos, precisa que “México es un país de alto riesgo”.

El texto puntualiza: “Así como Egipto y Argentina, México se une a la lista de países de “alto riesgo”. El valor por carga robada crece en promedio 30 por ciento año con año y ha rebasado este índice hasta llegar a 38 por ciento, como pasó en 2012″.

La exposición sobre las mercancías que mayormente se han visto afectadas por esta situación señala: “alimentos / abarrotes (27 por ciento), insumos para la industria (20 por ciento), licores/cigarros/misceláneos (14 por ciento), farmacéuticos (9 por ciento), autopartes (7 por ciento) y en menor medida electrónicos, productos para el cuidado de la salud, zapatos, artículos para el hogar, material para la construcción y dinero en tránsito.

Todos ellos, productos de muy fácil distribución en el mercado negro y en el formal”. w Además… “El top de ciudades en robo de carga es encabezado por Monterrey, Ciudad de México y Puebla, seguidas por Toluca, Guadalajara, San Luis Potosí, Tlaxcala, Veracruz, Querétaro y Celaya. Al norte del país se comenzó a incrementar el robo de metales, principalmente de acero, donde incluso una de las empresas de Coahuila reportó hasta 33 robos de placas de acero en un periodo de seis meses”.

* Y también… “De acuerdo a estadísticas de Freight Watch, México registra las tasas de riesgo más altas del mundo para las cadenas logísticas terrestres. Sin embargo, no existe una única cifra sobre el fenómeno y las mismas difieren entre organizaciones: “Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR), registró 420 siniestros en el 2011, cifra que representa un descenso de un 47.5 por ciento respecto al año anterior.

“Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) afirma que del 2006 al 2010 el robo al autotransporte, se incrementó en 108 por ciento y entre 2009 y 2010 un 52.1 por ciento. “Otras fuentes estiman incluso en más de 10 mil los camiones asaltados anualmente”.

* Menciona, además: “El 71 por ciento de los asaltos son extremadamente violentos, incluyendo el secuestro como parte del modus operandi de las bandas organizadas, muchas de las cuales tienen claros vínculos con los carteles de la droga que controlan grandes extensiones de territorio”.

Específica: “De acuerdo a la Asociación Mexicana de Seguridad Privada, Información, Rastreo e Inteligencia Aplicada (AMSIRIA) – añaden- los Zetas y las Familia Michoacana son las principales bandas dedicadas al robo de transporte público y privado en las carreteras del país.

La Confederación Nacional de Empresarios de Seguridad Privada y Similares de los Servicios del Ramo (CONESPRYSIR) estima que se cometen en promedio de 600 asaltos anuales a transportistas, participando las más de 500 bandas dedicadas a este tipo de ilícitos todos los cuales han generado lesiones graves a los operadores de transporte, a lo cual se suma que entre el 5 por ciento y el 10 por ciento de esos siniestros terminan en la muerte del conductor.

“Los ilícitos en transporte se dan en prácticamente todo México, en los tramos Sinaloa- Jalisco, México-Puebla, Puebla-Veracruz, Michoacán-Jalisco, México-Querétaro, Querétaro- Guanajuato y Guanajuato-San Luis Potosí-Monterrey, además de los Estados de Nuevo León, Tamaulipas, Chiapas y Zacatecas”, precisa.

De acuerdo a información de AMSIRIA, dice el documento, la mayoría de los actos delictivos tienen lugar entre las 04:00 y 06:00 horas, debido a la menor vigilancia de las autoridades. En promedio, añade, se cometen 15 robos diarios a las unidades motores. (Hay que acotar que fue en la madrugada cuando fue robado el camión que transportaba Cobalto 60).

Por otra parte, explican, la mayor cantidad de siniestros ocurren en el transporte por camión aunque también se registran robos a los ferrocarriles. “De hecho, la empresa Ferromex, obtuvo el permiso de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México para aumentar la velocidad de sus ferrocarriles hasta los 35 o 40 kilómetros en las zonas urbanas como una forma de reducir el robo y el vandalismo en el transporte ferroviario, iniciativa que se suma a otras ya realizadas como contratar custodios para la protección de las cargas durante los recorridos de más de tres mil kilómetros, inversiones que le han significado al sector 163 millones de pesos mexicanos”, especifican.

Sobre el impacto económico, dicen, la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP) estima que las compañías destinan entre el 15 y 20 por ciento de sus costos a inversiones en materia de seguridad; valores a los cuales hay que agregar, además, un incremento de un 12 por ciento en los servicios de seguridad y de un 20 por ciento adicional las primas de seguro.

Finalmente mencionan, entre muchos otros conceptos, que el costo de la inseguridad en México sobrepasa el 15 por ciento del PIB Nacional (Centro de Estudios Económicos del Sector Privado.

Fuente: http://www.oem.com.mx/laprensa/notas/n3219759.htm

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Subir