Revista especializada en la industria del autotransporte en México

Modernización en talleres a diesel

Compartir

  • El desarrollo en los equipos de diagnóstico ha traído beneficios en rapidez y precisión al evaluar una unidad.
  • Con estas innovadoras herramientas, un mecánico es capaz de revisar una unidad en su totalidad en un tiempo que puede ir desde los 15 minutos hasta cuatro horas.
  • Mediante una valoración certera del funcionamiento de un vehículo es posible disminuir costos y precios.

Lo anterior, debido a que en corto tiempo y con la utilización de una computadora, se consigue identificar correctamente las fallas para de esta manera iniciar una adecuada reparación.

El origen de estos equipos, se remonta a la aparición de las restricciones de emisiones Euro y EPA. Ante estos lineamientos, los fabricantes de vehículos diseñaron sistemas de inyección diesel de comando electrónico, para tener un control más preciso de la combustión en los motores.

De la misma manera, para lograr un mayor registro en su funcionamiento, les fueron incorporados centros de mando electrónicos a componentes como: luces, bolsas de aire, frenos, transmisiones, navegación satelital, sistemas de visión nocturna, sensores, controles del asiento, espejos, entre otros.

Para interpretar los datos que estos sistemas recaban, fue necesario el uso de equipos de diagnóstico o “escáneres” que conectados a una computadora y al vehículo, son capaces de comunicarse con cada centro de mando disponible en la unidad para evaluar su estado, así como monitorear los valores del motor al momento en que éstos se generan.

De esta forma, los principales beneficios que trajo esta tecnología para la identificación de averías son: rapidez y precisión.

Acierto tecnológico

Jorge Zárate, director general de Laboratorio y Refacciones Fuerza Diesel, está convencido de que el principal beneficio que han traído consigo los nuevos vehículos, es que son menos contaminantes. En cuanto a los equipos de diagnóstico, agregó que han servido a los talleres mecánicos como una herramienta de gran importancia para comprender y evaluar la flota vehicular que reciben.

Con esta tecnología, un mecánico es capaz de revisar una unidad en su totalidad en un tiempo que puede ir desde los 15 minutos hasta cuatro horas, según la cantidad de fallas que se detecten y la verificación que se requiera.

Jorge Zárate subrayó que el diagnóstico es el principal paso en todo el proceso de reparación, y que sólo mediante una evaluación exitosa es posible disminuir costos y precios. De esta manera, las mejoras que existan para llevar a cabo una revisión vehicular, se verán reflejadas en todo el proceso de corrección.

Antes de la incorporación de estos innovadores sistemas, para realizar el diagnóstico se requería hasta un día entero. Sin embargo, actualmente, evaluar un vehículo sin escáner, puede necesitar de varios días y, en caso de que éste sea reparado, no será posible eliminar el código de falla que se indica en el tablero.

Además de la disminución del tiempo, otro logro obtenido con los equipos de diagnóstico es el aumento de la precisión para identificar averías.

Al respecto, Ismael Arrieta Rodríguez, director del taller de reparación Theisa Plast, comentó: “un turbocargador que emite menos caudal de aire, si no lo mides con un escáner, en apariencia parece funcionar correctamente. Es una falla muy frecuente, y si el mecánico no tiene el equipo, no podrá dar un buen diagnóstico y como consecuencia la reparación será mala”.

Actualización integral

La evolución de los vehículos con motor a diesel y los sistemas de diagnóstico, se ha venido acentuando durante los últimos 10 años. Sobre el particular, Marco A. Galindo Moreno, gerente de asistencia técnica automotriz de Robert Bosch México, señaló que la mayoría de los técnicos no están preparados para comprender el funcionamiento de los nuevos equipos.

1 2 Next

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Subir