Revista especializada en la industria del autotransporte en México

Seminuevos ¿Una opción para el renovado?

Las unidades usadas pueden ayudar a rejuvenecer la flota ¿o no?

Seminuevos ¿Una opción para el renovado?

Compartir

 Juan Carlos Guzmán y Mireya Peralvillo

En días pasados, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, firmó un decreto para regularizar los “autos chocolate”: autos ilegales que entran por la frontera norte y muchas veces no cumplen con los requisitos básicos de seguridad.

Esta situación causó indignación en el sector, pues varias de estas unidades son autos chatarra que no cumplen con las mínimas condiciones físico-mecánicas en seguridad. Al igual que con los vehículos ligeros, actualmente se venden miles de camiones y tractocamiones usados que no cumplen con normas de seguridad y varios de ellos provienen de la frontera.

De acuerdo con cifras de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), por cada 100 vehículos pesados nuevos que se venden de manera legal, 35 son importados usados y, de estos, la mayoría son chatarra “esto significa un retroceso en materia de seguridad, eficiencia y medioambiente”, afirmó Miguel Elizalde, presidente de la asociación.

“Si seguimos permitiendo la importación de chatarra, estamos afectando la vida, la salud y el empleo, de los trabajadores mexicanos”, sentenció el directivo.

En su análisis recordó que desde hace 16 años no se ha actualizado el acuerdo ambiental que regula la importación de este tipo de vehículos y eso provoca envejecimiento de la flota.

Cómo renovar la flota

No obstante, también existe la otra cara de la moneda, la que promueve la venta de unidades seminuevas, legales, y que permiten la renovación de la flota.

Lo anterior lo fundamenta la ANPACT, en el “Estudio sobre el potencial de mercado de vehículos comerciales pesados y su relación con la estructura económica mexicana”, realizado en colaboración con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En el documento se alienta dar continuidad a los programas de subsidios y renovación vehicular para que los grandes corporativos “liberen” sus unidades seminuevas, mismas que pueden ser adquiridas por micro empresa y hombres-camión.

Los vehículos seminuevos o usados que circulan en México son “unidades con condiciones técnicas más adecuadas que los vehículos usados importados o los vehículos ‘chatarra’, lo que puede impactar en los costos de operación de las empresas que los adquieran”.

En el mismo estudio, recomienda crear padrones de los microempresarios y hombres-camión, así como un padrón de las unidades, características técnicas y que tipo de mercancías mueven, para incentivar la renovación en estas empresas, si, una renovación con unidades seminuevas.

Cuello de botella

Entonces, ¿Qué falta para dar este paso y sanear el parque vehicular?

“Tenemos que trabajar en el cambio del dueño uno al dueño dos”, explicó José Martínez, presidente del comité de camiones de la AMDA, quien encontró que las mensualidades de un seminuevo son muy similares a los de una unidad nueva, lo que es inviable para una pequeña empresa que no tiene los recursos para pagar esa cantidad.

“El primer dueño está renovando mucho más rápido su flota, antes se acababan el camión, ahorita lo renuevan a los cinco años, a más tardar. Entonces es un camión más caro que pasa a un segundo dueño, pero resulta que a este le cobran una tasa más alta, un enganche más alto, un plazo, a veces, más corto, además de un seguro más caro”, entonces se forma una paradoja.

Para corregir este “cuello de botella”, la asociación indicó que es necesario abrir el financiamiento y poner tasas más razonables, así como precios de seguros, igual de razonables. “Un camión tiene el mismo riesgo de circular cinco años que cuatro, ¿qué sucede cuando pasa de la mano uno a la dos?, el segundo es más caro, ¿por qué razón? Pues habría que preguntarles a las aseguradoras”, dijo el especialista de AMDA.

Levantan la mano

Algunas armadoras ya dieron el primer paso para ofrecer financiamientos para la compra de unidades seminuevas de calidad. SelecTruck es la rama que se encarga de la venta de tractocamiones seminuevos, mientras que BusStore hace lo mismo con camiones de pasajeros.

Recientemente, Navistar firmó un acuerdo con CANACAR para impulsar la renovación del mercado secundario. “Un transportista que tiene unidades de 10, 12 o 15 años es difícil que compre un vehículo 2022, pero si puede comprar uno de seis años de antigüedad”, aclaró Bernardo Valenzuela, presidente de operaciones globales de Navistar.

Además del financiamiento incluye, un programa de seguro para el operador y su familia, así como sistemas de telemetría incluida, disponible para pequeñas o muy pequeñas compañías.

Cámaras, asociaciones y armadoras ya dieron los primeros pasos para lograr una renovación y rejuvenecimiento del parque vehicular.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Subir