Revista especializada en la industria del autotransporte en México

Flexibilidad: La clave para la “Casa del autobús”

La planta de Mercedes-Benz Autobuses ha priorizado la adaptación al cambio.

Raúl García Mercedes-Benz Autobuses
Raúl García Mercedes-Benz Autobuses

Compartir

El transporte de pasajeros es un tema que ha brillado por su efervescencia en fechas recientes. Destacan, en su agenda, temas como la pandemia, la falta de componentes para la fabricación de vehículos y los cambios que se vislumbran en la movilidad.

Al respecto habla Raúl García, director de Operaciones de Mercedes-Benz Autobuses, quien expone la actualidad y el panorama que vislumbra una de las firmas líderes en el transporte de pasajeros en México.

En una charla a distancia desde la planta de García, Nuevo León, el directivo señala que desde que comenzó la pandemia la producción ha sido una auténtica “montaña rusa”, con picos y caídas, lo cual ha sido solventado por la empresa gracias a la flexibilidad que se ha forjado al interior del recinto.

“Esperamos una recuperación hasta 2024 o 2025 y en el intermedio hay que ir subiendo gradualmente”, dice García sobre las expectativas que se tienen en la llamada “Casa del autobús”, que recientemente cumplió 27 años.

Esta flexibilidad, a la que hace referencia el directivo, ha ido más lejos de las medidas sanitarias que se tomaron desde el inicio de la pandemia, un rubro en el que Mercedes-Benz Autobuses, incluso, es pionera en cuanto a los protocolos que ahora son el estándar en la industria.

Y es que esta adaptación también se ha dado gracias a circunstancias y variaciones en la estacionalidad del mercado o el portafolio. Por ejemplo, el ascenso en el segmento de transporte de personal y escolar, en contraste con la incertidumbre generada en los segmentos de foráneos o urbanos, que tradicionalmente se utilizan para el transporte concesionado.

En la actualidad un tema clave es la falta de semiconductores que ha frenado a toda la industria automotriz. Sin embargo, hasta la fecha este aspecto no ha afectado a Daimler, aunque el directivo reconoce que es un riesgo latente.

“El foco mediático está en los microprocesadores, pero realmente toda la cadena tiene problemas; hay escasez de acero, de plásticos, barcos y aviones; hace falta de todo, y eso se convierte en un gran reto para seguir adelante”, afirma García.

A estos desafíos de la industria global se suma el de adaptarse a los cambios en la movilidad, como es el del ascenso de vehículos eléctricos en el transporte de pasajeros, un asunto en el que Mercedes-Benz Autobuses ya se alista en México.

En el país se espera la introducción de un chasis eléctrico basado en el ya conocido en Europa eCitaro, el eO500U, que llegará próximamente para comenzar a hacer pruebas en la segunda mitad del 2022 y con la expectativa de entregar las primeras unidades en 2023.

“Para esta tecnología se necesitan soluciones integrales, el chasis, la carrocería, baterías, centros de carga, rutinas de servicio, situaciones para casos de emergencia, todo eso lleva un proceso muy intenso”, afirma.

Pero más allá de estas circunstancias, la “Casa del autobús” marcha con firmeza hacia el futuro. Por lo pronto se espera sobrepasar las 2 mil unidades armadas en el presente año, un mejor número que el registrado en el pasado.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Subir