Revista especializada en la industria del autotransporte en México

Optimizar del transporte público del DF

Compartir

En materia de transporte urbano de pasajeros, la Ciudad de México cuenta con la normatividad requerida para ofrecer a la ciudadanía un tranporte público idóneo a sus necesidades. Dos ejemplos sirven para ilustrar esto: el Programa General de Desarrollo Urbano del DF de 2003, y el Programa para Mejorar la Calidad del Aire en la Zona Metropolitana del Valle de México 2002-2010. Sin embargo, los resultados aún son insuficientes.

De igual manera utilizar los sistemas de transporte colectivo como estructuradores del desarrollo urbano, a través de corredores urbanos por los que circularán las rutas de transporte hacia las zonas de mayor demanda y hacia el equipamiento regional y metropolitano.

Las autoridades del Distrito Federal deberán prever la circulación de transporte público de gran capacidad sobre carriles exclusivos de la estructura vial primaria, con paradas preestablecidas y condiciones adecuadas de confort y seguridad.

Así como atender eficientemente la movilidad, dando preferencia a las modalidades de transporte colectivo de alta y mediana capacidad y desalentando el uso del automóvil privado; mejorar la calidad ambiental con vehículos de combustible alterno a la gasolina.

En este contexto, no debe perderse de vista que el Programa para Mejorar la Calidad del Aire en la Zona Metropolitana del Valle de México 2002-2010 (PROAIRE) en su grupo de trabajo Planeación Integral del Transporte contempla la sustitución del transporte de pasajeros de mediana capacidad por vehículos nuevos de alta capacidad con el propósito de garantizar que los vehículos que prestan el servicio de transporte urbano en el Distrito Federal reúnan las características básicas de calidad, comodidad, seguridad y bajas emisiones de contaminantes.

Los microbuses sustituidos serán eliminados definitivamente para evitar su reintroducción en la Zona Metropolitana u otras ciudades. Previa demostración de la destrucción del microbús, el propietario podrá tener acceso a un apoyo económico del Gobierno del Distrito Federal como contribución para el pago inicial de una unidad nueva.

Esta acción irá acompañada de medidas para la reordenación del transporte, el redimensionamiento de derroteros y ramales de transporte público y el fomento a la evaluación hacia empresas mercantiles por parte de los prestadores del servicio de transporte público de pasajeros, con la finalidad de elevar la viabilidad financiera del transporte.

Compromisos y responsabilidad

Hasta enero de 2007 los resultados de estos programas no han cumplido con las expectativas, en especial la sustitución de microbuses por unidades idóneas para la ciudad de México.

Por ejemplo, respecto a la sustitución de microbuses, que es parte fundamental en la modernización del transporte de la ciudad, la autoridad no ha podido romper con el círculo vicioso. Los transportistas dicen que en 15 años han recibido tres aumentos de tarifa, por esa razón no tienen para pagar el enganches de entre 60 y 70 mil pesos, y mensualidades de 20 a 25 mil pesos de un autobús nuevo, que no  permite la actual tarifa

Lo anterior coloca al transporte de la ciudad de México como el más barato del país, pero no necesariamente es el más eficiente.

Así pues, hay que revisar con objetividad y responsabilidad cómo romper este círculo vicioso donde el transporte es malo porque la tarifa es baja y, por ende, el servicio es malo.

Además de tomar la decisión de hacer compromisos desde el gobierno de la Ciudad de México, los transportistas y la propia sociedad, para que en forma definitiva se dé la  modernización que le hace falta a la ciudad de México en materia de transporte y calidad ambiental

Múltiples obstáculos

Ahora, en la administración de Marcelo Ebrard, como jefe de gobierno de la Ciudad de México, su secretario de Transporte, Armando Quintero, acepta los múltiples obstáculos que existen para modernizar el transporte de la capital.

Las trabas y los conflictos que impiden el avance del transporte, se manifiestan por los intereses partidistas o políticos de mucha gente importante con poder colectivo e individual, que se cruzan con el interés de la ciudadanía.

Ante esta problemática una de las acciones inmediatas del titular de la Setravi es la reestructuración del área jurídica de la dependencia para cambiar el entramado institucional para combatir la corrupción o discresionalidad en la aplicación de la ley.

El futuro de la zona metropolitana del DF y del estado de México debe partir de superar los intereses de los partidos políticos para colocar el interés de la ciudadanía para encontrar acuerdos concretos de solución.

Más información en Alianza Flotillera 105 febrero de 2007

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Subir