Revista especializada en la industria del autotransporte en México

Pocas señales en el camino

Compartir

Perspectivas para el 2007
Inicia el 2007 con un incremento al precio del diesel que afectará considerablemente al sector del autotransporte, dado que este rubro representa 25 por ciento de sus egresos

Terminó el año 2006 y también un periodo presidencial que sin duda en diferentes rubros trajo importantes beneficios y avances, pero otros quedaron sin resolver. En lo que corresponde a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) son muchos los pendientes que heredó el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa.

Tan sólo dos problemas que requieren de una respuesta clara y concisa son: definir entre la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) y la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP) el reglamento de pesos y dimensiones, así como hacer valer lo estipulado en este rubro en el marco del TLCAN.

Asimismo, el tema de la participación de empresas extranjeras de mensajería y paquetería como DHL, FedEx y UPS, que pretenden prestar servicios en el mercado nacional, quedó reservado a mexicanos en el acuerdo comercial trinacional.

En este contexto, se prevé un panorama difícil para el sector transporte. El 2007 lo iniciaron con el incremento en el precio del diesel de 3.27 por ciento, que tendrá efectos inmediatos en este sector, pero aún no se tiene cuantificado el monto, pues la decisión de aumentar el precio fue una medida unilateral y sorpresiva.

Ante este aumento, la Canacar ha precisado que de los 460 mil camiones que circulan en territorio nacional, 90 por ciento consume diesel, y en conjunto transportan 83 por ciento de las mercancías de producción interna y de importación.

Para la Canacar este incremento les afecta ya que es un gasto adicional imprevisto que resentirán de inmediato dado que este rubro representa 25 por ciento de sus egresos, sobre todo si se toma en cuenta que los márgenes de utilidad son apenas del 10 por ciento.

Tirso Martínez, presidente de la Canacar, expresó que el nuevo precio del diesel afectará a ricos y pobres, ya que todo sube y aunque es difícil cuantificar el impacto es natural que si el 83 por ciento de la mercancía se mueve por la vía terrestre y los insumos de producción se elevan, se tienen que trasladar costos, de lo contrario significaría la muerte del sector.

Alistan amparos

En cuanto al tema de pesos y dimensiones, la noticia a principios de este 2007 fue que al menos 15 empresas afiliadas a la ANTP iniciaron los procesos legales para obtener un amparo contra la Norma Oficial Mexicana (NOM) de pesos y dimensiones, una vez que sea publicada en el Diario Oficial de la Federación. Empresas como: FEMSA, Lala, Modelo, Cemex y Kimberly Clark, son sólo algunas que decidieron solicitarlo..

El anteproyecto de NOM, limitará el peso máximo bruto vehicular de los camiones doblemente articulados o fulles a 75.5 toneladas, cuando en la actualidad cargan hasta 81.5 toneladas.

No obstante algunas compañías transportistas cargan en camiones de doble remolque hasta 89 toneladas, debido a que en el pasado ganaron juicios interpuestos luego que eran constantemente infraccionados por la autoridad.

Leonardo Gómez, director general de la ANTP, explicó que las empresas que decidieron la vía legal lo hicieron porque el titular de la SCT, Luis Téllez, aseguró que no habría cambios al anteproyecto que había dejado su antecesor Pedro Cerisola, principalmente porque consideran que va en contra de la competitividad del país.

Fuentes adicionales del organismo aseguran que hay entre 15 y 20 empresas adicionales que también han considerado el amparo, pero han querido esperar hasta la publicación de la NOM.

El 28 de noviembre de 2006 la SCT publicó en el Diario Oficial de la Federación el anteproyecto de NOM y a partir de esa fecha los interesados contaron con 60 días para enviar comentarios sobre este anteproyecto (concluyó el 29 de enero de 2007). Posteriormente la SCT cuenta con 45 días para responder y una vez cumplido este plazo tienen 60 días más para publicar la NOM definitiva.

Actualmente en el país existen más de 13 mil camiones de carga de los llamados fulles (doble caja o camiones de doble remolque), que mueven aproximadamente 100 millones de toneladas al año de productos y materiales en dos millones de viajes al año.

Además, el costo de operación de transporte se elevará 3 mil 500 millones de pesos anualmente, mientras que la inversión que se destine a la adaptación de nuevas unidades que transporten un menor peso llegará a 3 mil millones.

La ANTP asegura que la medida refleja que la SCT está aplicando “discrecionalmente” la regulación, pues hay casos donde la propia SCT reconoce que los camiones de doble remolque pueden cargar hasta 84 toneladas de peso bruto vehicular.

Más información en Alianza Flotillera 105 febrero de 2007

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Subir