Revista especializada en la industria del autotransporte en México

Roberto Galicia “Perseguir un sueño”

La perseverancia y tener un objetivo claro en la mira son claves del éxito

Roberto Galicia

Compartir

30 años de perseguir un sueño y de trabajar día a día para crear una compañía exitosa. “La perseverancia es importante, tener un objetivo claro y, ¿por qué no?, románticamente perseguir un sueño”, con estas palabras, Roberto Galicia, representante de Servicio Llantero del Poniente, define su trayectoria de 30 años en la empresa.

Tres décadas se dicen rápido, pero implica un trabajo constante para levantar una empresa desde sus cimientos. “30 años lo vemos como un suspiro, pero realmente ha sido mucho esfuerzo para mantener ciertas metas y objetivos, esto nos ha permitido subsistir en el mercado”, comentó.

Evolución

Para transformar ese sueño en realidad comenzó como varias de las empresas mexicanas, con mucho trabajo para abrirse paso en un mercado muy peleado, como es el de los neumáticos. “Nosotros empezamos como una comercializadora de llantas nuevas, pero nuestro mercado era muy pequeño y tardamos tres años en que Bridgestone nos diera oportunidad de ser distribuidor de su marca, a raíz de esa distribución se dio una explosión y comenzamos a vender más llantas, sin embargo, nuestros clientes nos empezaron a solicitar el servicio de renovado”, recordó.

Tras analizar la petición y para cumplir con la expectativa de sus clientes se aliaron con una planta de renovado y comenzaron el proceso de maquila; sin embargo, la empresa renovadora desapareció y varias marcas se acercaron a ellos para ofrecerles su servicio, finalmente se decidieron por aliarse con Bandag, filial de Bridgestone.

Ya pasaron 17 años de esta decisión que a la larga les trajo varios beneficios. Actualmente, la planta de renovado tiene capacidad de maquilar cerca de dos mil llantas mensuales.

Aprendizaje

Pero no todo fue “miel sobre hojuelas” pues en estos 30 años se han enfrentado a varias complicaciones.

Una de ellas fue la devaluación de 1994, pues ellos, al igual que varias compañías, vieron que sus clientes perdieron liquidez. “Ese fue un gran problema, ya que nos agarró con una cartera fuerte y tuvimos problemas de cobranza, llegamos a acuerdos y logramos salir adelante”.

La siguiente gran crisis la vivieron hace unos meses, el problema de salud derivado por el COVID-19. “En la pandemia nos caímos como 70%, porque nuestros principales clientes son empresas de transporte foráneo”, pero las enseñanzas les permitieron sortear este problema, pues antes de buscar abrirse a nuevos clientes, primero analizaron su fortaleza financiera para no caer en los errores del pasado.

“No nos interesa hacer una producción muy grande, sino conservar a los clientes y darles un excelente servicio. Estamos certificados por ISO 9000 lo que les ofrece una mayor garantía”, afirmó.

Experiencia

Estas tres décadas de trabajo convierten a Roberto Galicia en un consejero para las nuevas generaciones que buscan aprender de sus palabras, es por eso que tiene un consejo para cualquier empresario: “Lo que no es medible, no es cuantificable y no se pueden ver resultados”. Por este motivo, parte de su labor es llevar controles específicos, tanto de calidad como de los productos, aclaró.

Incluso, recomendó tener este control estadístico en cada empresa para conocer el rendimiento de sus neumáticos, “esto se traduce en un mejor costo por kilómetro”, aclaró.

Además de enfrentar los problemas de la compañía, también le ha tocado lidiar con la “mala fama” del renovado. Recordó que cuando se hicieron los primeros renovados en el país no fue la calidad por lo que los transportistas desecharon esta opción. A ellos les tocó convencer y demostrar que, con el respaldo de una compañía internacional como Bandag, hacen un trabajo de excelencia.

“Desgraciadamente en México no hay normas oficiales que rijan el renovado de llantas como lo hay en Europa o en Estados Unidos, donde las plantas tienen una certificación”, no obstante, ellos trabajan con los más altos estándares de calidad igual que en Estados Unidos y, para muestra, solo tienen el 0.4% de reclamaciones en su trabajo, menos del uno por ciento, llegan a tener algún problema.

Esta falta de regulación también afecta a los transportistas, pues en Estados Unidos no se permite circular a autobuses y camiones con llantas renovadas en el país, por lo  que se pierde una gran oportunidad de internacionalización.

Como representante de la empresa, Roberto se toma un momento para reflexionar y mirar hacia atrás, ver donde empezaron y mirar con esperanza el presente y futuro de un sector que le enseñó el valor del trabajo en equipo con objetivos definidos.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Subir