Te esperamos en ExpoTransporte 2022 en Puebla del 5 al 7 de octubre Búscanos en Centro Expositor Puebla Stand P5273 Pasillo 52 ¡No faltes!

Infraestructura y estímulos fiscales, impulso en transición hacia vehículos eléctricos

El sector tiene retos particulares que debe resolver para que se pueda dar una transición de los combustibles fósiles al uso de baterías

La transición hacia los vehículos eléctricos

Compartir

Es evidente que la adopción de vehículos eléctricos ha tenido avances a nivel global en los últimos años, con tecnologías que hace algún tiempo sólo habríamos podido imaginar o ver en cine o televisión.

 

Si hablamos de estos avances en electromovilidad, el autotransporte no es la excepción, aunque la realidad es que el sector tiene retos particulares que debe resolver para que se pueda dar una transición de los combustibles fósiles al uso de baterías en los vehículos pesados. 

 

En el caso de México, especialistas como Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses Camiones y Tractocamiones (ANPACT) han apuntado que se tienen retos por resolver en términos de infraestructura de recarga, incentivos para la adquisición de los vehículos (que tienen un costo considerablemente más elevado) y reconversión en las plantas armadoras. 

 

En este sentido, hay empresas que hoy en día acumulan experiencia en esta tecnología, siendo Daimler Truck una de las candidatas a impulsarla de forma más clara en México, como una extensión de lo que ya se hace en otros países de todo el mundo, pero sobre todo, de la  y de nuestro país.

 

Factores para la transición a eléctricos

 

Infraestructura de recarga

 

Recientemente Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la ANPACT, señaló que en México existen menos de 40 estaciones de recarga eléctricas en todo el territorio, sin contar que en algunas de estas no existe capacidad para vehículos eléctricos, o bien, son privadas. 

 

“Se tiene que trabajar en infraestructura, no queremos que nos pase lo que estamos viviendo con el DUBA; entonces la principal forma de empujar la electromovilidad como se ha hecho en otros países, es primero invertir en infraestructura energética”, dijo previamente Elizalde.

 

En este sentido Daimler Truck ha reconocido que esta misma barrera existe en Estados Unidos. 

 

La falta de una infraestructura de carga eléctrica nacional disponible públicamente para vehículos comerciales, especialmente los que se utilizan para operaciones de carga de larga distancia, sigue siendo una de las mayores barreras para el despliegue generalizado de camiones eléctricos”, señaló recientemente. 

 

En este sentido la empresa ha emprendido acciones para romper esta brecha, mismas  que van desde el lanzamiento de la línea de cargadores Detroit eFill, hasta los planes de inversión en una empresa conjunta denominada JV, la cual se encargará de instalar estaciones de recarga en dicho país. 

 

Cabe resaltar que a esto se suma la denominada “Electric Island” recientemente inaugurada con 8 estaciones de recarga para vehículos pesado en la ciudad de Portland, una de las bases principales de Daimler en la región. 

 

Incentivos

 

Países como Estados Unidos han visto los incentivos fiscales para vehículos eléctricos como una solución para acelerar la adopción de tecnologías. Apartado en el que estados como California tienen la batuta; ejemplo de ello, es el reembolso de impuestos por hasta 15 mil dólares por vehículos de clase 8, de acuerdo con información del Alternative Fuels Data Center (AFDC), del departamento de energía de dicho país. 

 

En este sentido, México tiene una desventaja para lograr una transición que pudiera ser tersa, ya que actualmente en el país se carece de este tipo de incentivos incluso para renovar vehículos que rebasan, por mucho, su tiempo de vida útil, poniendo en riesgo la seguridad de las personas y vulnerando el medioambiente.

 

Producción

 

De todos los actores que integran el ecosistema del autotransporte, uno de los que han demostrado estar mejor preparados para la transición hacia los motores eléctricos de baterías son las plantas armadoras, que si bien en años recientes se han dedicado a probar, investigar y desarrollar, ahora se aprestan para producir en serie. 

 

Daimler Truck espera comenzar a producir de forma masiva los modelos eCascadia y eM2 en 2022/2023, vehículos de los que hoy ya tiene pedidos por adelantado, a los que se suma el modelo de autobús eléctrico Jouley, que hoy en día ya se entrega a los clientes. 

 

Asimismo, ya incrementa el portafolio de opciones, con una nueva versión del eCascadia, que fue recientemente presentada con una autonomía aproximada de 370 kilómetros, múltiples opciones de baterías y recarga al 80% en 90 minutos. 

 

Aunado a esto, Daimler Truck ofrece servicios que van más allá del vehículo eléctrico, ya que extiende hasta el análisis y la consultoría para que el clientes obtenga la mejor solución posible para su tipo de operación. Esto último pone de manifiesto que la empresa se encuentra más que lista para explorar las nuevas tecnologías. 

 

 

 

 

Te puede interesar: 

Vehículos eléctricos en México, inversión redituable en mediano y largo plazo

Autor

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Subir