Revista especializada en la industria del autotransporte en México

Scania apuesta al camión eléctrico y va por uno de 40 tons

Scania señala que la electrificación será más rentable, por lo que su apuesta para las cero emisiones será el camión eléctrico de baterías

scania camión eléctrico
En dos años lanzará un eléctrico capaz de cargar 40 tons. Foto: Scania

Compartir

Ya te hemos hablado de las soluciones en las que trabaja Scania para reducir las emisiones de sus vehículos pesados, pero la firma sueca ha decidido apostar duro a las baterías para un camión eléctrico de largas distancias, dejando la apuesta general del sector, el hidrógeno, de lado.

“Para el cliente, un vehículo eléctrico de batería requiere menos servicio que uno convencional, lo que significa un mayor tiempo de actividad y mejores costos por km u hora de operaciones”, enfatizó Alexander Vlaskamp, ​​director de ventas y marketing de Scania.

Y es que la armadora asegura que las prestaciones de esta tecnología están avanzando aceleradamente, lo que hará más rentable esta tecnología.

Es así que Scania asegura que para 2030 el 50% de los vehículos vendidos en Europa estén electrificados.

Un camión eléctrico de 40 toneladas

Hasta ahora, Scania ha lanzado al mercado un camión híbrido y otro totalmente eléctrico, principalmente para trabajos urbanos y cortas distancias.

Sin embargo, la compañía asegura que en dos años lanzará una unidad totalmente eléctrica para recorrer largas distancias.

Este vehículo podrá transportar un peso total de 40 toneladas de insumos durante 4.5 horas.

Contará con un sistema de carga rápida que permitirá que los operadores descansen 45 minutos, tiempo que le toma recargarse.

Así mismo, la empresa se compromete a lanzar al menos una nueva aplicación de producto eléctrico en el segmento de autobuses y camiones cada año.

Hidrógeno, tecnología limitada

La apuesta de Scania por las baterías eléctricas y no por el hidrógeno tiene que ver con las aplicaciones limitadas que ve la armadora de la tecnología.

Además, señala el inconveniente de que se necesita tres veces más electricidad renovable para alimentar un camión de hidrógeno.

“Es decir, se pierde una gran cantidad de energía en la producción, distribución y conversión a electricidad”. Señaló la empresa.

También considera que la reparación y el mantenimiento de un vehículo a hidrógeno será más costoso que en uno eléctrico.

“Está claro que el enfoque de Scania en la perspectiva del aquí y ahora, así como a corto plazo, es una combinación de combustibles renovables y vehículos eléctricos de batería. Vemos eso para básicamente todos los segmentos”, aclaró Vlaskamp.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Subir