Revista especializada en la industria del autotransporte en México

Última milla: servicios más rápidos e impecables

Con la pandemia del COVID-19, aplicaciones móviles encontraron en el reparto de última milla la opción de crecer en medio de la crisis

última milla
Las flotas de última milla comienzan a diversificarse

Compartir

De acuerdo con la firma consultora Deloitte, para hacer frente a los retos en la logística de la última milla del e-commerce, los agentes encargados del reparto deberán apostar por nuevos modelos logísticos. 

Estos deben ser económicamente más rentables, con menor impacto en la congestión urbana y medioambientalmente más sostenibles.

En este contexto, mientras algunas industrias como la del turismo registraron pérdidas de hasta 60% en los primeros nueve meses del año, derivado de la pandemia de COVID-19, algunos negocios que se sumaron al e-commerce generaron crecimientos de hasta 300%, situación que ante el cierre de tiendas y horarios restringidos ocasionó retrasos en las entregas al consumidor final. 

La Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) estima que hasta octubre del presente año, seis de cada 10 compradores tuvieron problemas en sus compras, principalmente, por tiempos más largos de entrega.

última millaPara aliviar parte de la demanda, en medio de la crisis sanitaria surgieron plataformas digitales enfocadas al reparto de productos en motocicletas, las cuales encontraron en la última milla el trampolín para sumarse a la entrega de mercancías en camiones

“Nacimos como una red de domiciliarios que hacían todo el tema de movilidad y empezamos a ver que nuestra flota se puede usar en ciertos espacios de tiempo como redes de mensajería, así comenzamos a utilizar el transporte de mercancía masivo”, destacó Héctor Neira, CEO y Country Manager México de PiCarga y PiBox. 

De acuerdo con el ejecutivo, derivado de la contingencia sanitaria el mercado de comercio electrónico creció en más de 300% “el mundo tuvo que evolucionar a un mundo donde todo se vende de forma virtual”, aseveró. 

Explicó que el crecimiento para el servicio de mensajería a través de PiBox era del 10 al 30% mensual, situación que con la pandemia alcanzó casi un 60% en el mismo periodo de tiempo. 

Para sostener la demanda, la firma de origen colombiano pasó de contar con una flota de motocicletas a adquirir unidades tipo vanes, camionetas, y ya está incursionando en camiones de carga pesada

“Hemos evolucionado en el tema de carga con PiCarga a medida que los clientes lo han solicitado. Tenemos más de 60 vehículos que están dedicados a este segmento y hacemos transporte interestatal. Con las motocicletas trasladamos alrededor del 70% de las mercancías que movemos, pero este porcentaje cambia drásticamente cada mes”, añadió Héctor Neira. 

A decir del ejecutivo, al ser una app, la compañía se puede integrar a cualquier plataforma, con la diferencia de realizar entregas el mismo día. Adicional, los usuarios pueden ver en tiempo real la ubicación de su pedido.  

“Abrimos un espacio en un mundo competitivo como el de carga y mensajería. Nos reinventamos y nos convertimos en mensajería con conexiones tecnológicas y una variedad de transporte multimodal según las necesidades de cada cliente”, comentó. 

Como parte de sus planes de crecimiento, la firma prevé una inversión de más de cinco millones de pesos en 2021 para fortalecer su área comercial y de operaciones, además de  implementar más alianzas y vehículos para las entregas.

Movilidad

Otra de las empresas que creció de la mano con la pandemia fue Lalamove, empresa especializada en servicios de transporte y logística de última milla que llegó a México a finales de febrero de 2020, es decir, cuando nuestro país reportaba el primer caso de coronavirus. 

Christophe Milhères, managing director de Lalamove México, explicó que actualmente la empresa conecta los mercados de Asia, Estados Unidos y Latinoamérica con más de siete millones de clientes y cerca de 700 mil conductores de camionetas, camiones, SUVs y motocicletas para brindar servicios de entrega el mismo día

El servicio se ofrece mediante una app que asocia a clientes que buscan entregar mercancías con socios conductores. “Además de las motos también hacemos entregas en camionetas de pasajeros y  camiones de hasta una tonelada”, precisó. 

Agregó que durante los primeros meses de la pandemia, las entregas estuvieron enfocadas en alimentos y bebidas.

No obstante, debido a la alta demanda de servicios, a partir de agosto Lalamove incursionó en la renta de vehículos por horas, esquema desarrollado principalmente para grandes empresas que poseen altos volúmenes de pedidos.

Digitalización de la última milla

En el artículo “Transformación global del transporte en la logística de distribución de mercancías”, Miebach Consulting refiere que el desarrollo de nuevas tecnologías y la digitalización de la industria, la logística y la cadena de suministro (4.0) van a tener consecuencias fundamentales en el funcionamiento del transporte.

Propone así el uso de vehículos eléctricos de reparto de menor tamaño, que operan apoyados por almacenes urbanos exclusivos para la distribución de la última milla, así como el uso de motos o bicicletas eléctricas para reducir las emisiones y la congestión deltráfico, una vez que se adaptan mucho mejor a las normativas de circulación en los centros urbanos. 

Bajo este concepto, la firma colombiana Mensajeros Urbanos encontró un crecimiento sostenido en nuestro país.

“Llegamos en enero de 2020 y ha sido un mercado muy favorable para crecer. Actualmente, México representa el 10% de nuestra operación”, expresó Santiago Pineda, CEO de Mensajeros Urbanos. 

De acuerdo con el ejecutivo, la aplicación ya cuenta con cerca de ocho mil aliados, repartidores independientes, que se encargan de realizar las entregas.

Incluso asegura que derivado de la necesidad de llevar mercancías, la compañía ya cuenta con el segmento de equipo pesado con camiones de una a ocho toneladas, negocio que ya representa el 25% de sus  entregas. 

Explicó que la mayoría de los clientes en esta división son grandes empresas que requieren el servicio, además de trabajar con firmas de paquetería que se apoyan en Mensajeros Urbanos para realizar las entregas de última milla. 

“Los clientes ya no quieren esperar días para recibir su pedido. Temporadas de ventas como El Buen Fin y Navidad tienen el reto de manejar altos volúmenes de producto y ser capaces de entregar en un menor tiempo, por lo que este tipo de aplicaciones permiten entregar en un día y en algunas ocasiones, hasta en horas.  

Con esa confianza en el negocio, Mensajeros Urbanos alista una inversión de 30 millones de dólares en 2021 a fin de ganar presencia en 17 ciudades del país.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Subir