Revista especializada en la industria del autotransporte en México

Vehículos pesados se quedan “sin chocolate”

La ANPACT ve con buenos ojos que no se puedan regularizar las importaciones de los pesados usados.

Decreto ANPACT
Decreto ANPACT

Compartir

El reciente decreto del presidente Andrés Manuel López Obrador, para regularizar los vehículos usados de procedencia extranjera también llamados “chocolate” que no hayan tramitado su importación definitiva a México, no incluye a los vehículos comerciales pesados, ni de carga ni de pasaje, por lo que estos no podrán legalizarse como los autos ligeros.

“Reconocemos y agradecemos que el decreto, tal como las autoridades nos indicaron, no incluya a vehículos pesados; es decir, a vehículos de peso bruto vehicular mayor a cinco toneladas”, señaló Virgina Olalde, directora de Comercio Exterior y Estudios Económicos de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

Esto en una conferencia conjunta en la que también participó Guillermo Rosales, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), quien celebró que se haya atendido la petición de no incluir a este tipo de vehículos en el decreto, pues “no había justificación para que fueran incluidos dentro de la regularización”.

La directiva de la ANPACT reconoció, no obstante, que el problema de los vehículos usados importados ha incrementado en los últimos años, y que incluso en los 11 primeros meses del año pasado la introducción de este tipo de unidades creció en 7.5%, siendo el año con el mayor número desde 2014.

“Sin duda es un tema que se debe abordar de raíz, solucionando las razones por las cuales se realizan estas importaciones de autobuses y camiones usados”, destacó Olalde.

A mediados de esta semana se oficializó el decreto para regularizar los vehículos usados de procedencia extranjera, dando paso paso a este trámite en los estados de Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Sonora y Tamaulipas.

El decreto es visto por el ejecutivo federal como una medida para otorgar bienestar y certeza jurídica a las familias de escasos recursos que poseen este tipo de vehículos, aunque la industria argumenta que podría traer afectaciones en términos de empleo, medio ambiente y seguridad.

A la conferencia también asistieron José Zozaya, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), así como Francisco González y Alberto Bustamante, presidente y director de la Industria Nacional de Autopartes (INA).

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Subir